Search
  • Daniela Ochoa

Sobre entrenamiento: ¿cuándo se que es demasiado?

El ejercicio es mi forma preferida de manejar mis niveles de estrés. Es una de las herramientas mas poderosas para cambiar mi estado emocional en poco tiempo.


Durante el confinamiento he estado haciendo muchos ejercicios en casa. Me he dado cuenta de que no necesitas una hora ni 45 minutos para hacer tu rutina; con tan solo 20 minutos y menos pausa entre ejercicios puedes lograr tener igual o mayor beneficio.


Aun más importante que dedicar un tiempo para ejercitarse es mantenerse activo a través del día. Echamos a perder nuestros mayores esfuerzos si nos pasamos todo el resto del día sentados y sedentarios. Busca actividades que puedas compartir con los demás, como caminar en el parque o montar bici. Haz los deberes de la casa y toma descansos del trabajo para caminar y estirar.


Ahora bien, el ejercicio es un estresor. Todos sabemos que es una parte fundamental para la salud, pero en exceso puede hacernos mas daño que bien. En estos momentos que tenemos mas tiempo libre hay quienes hacen ejercicio 2 y 3 horas por día, todos los días.


El sobre entrenamiento afecta los niveles de neurotransmisores importantes como la glutamina, la dopamina y el 5-HTP, lo que puede provocar sentimientos de depresión y fatiga crónica. El estrés causado por el ejercicio intenso y excesivo también puede contribuir a condiciones como el hipotiroidismo.

Otro efecto importante que el exceso de ejercicio tiene en nuestros cuerpos es un aumento inmediato de cortisol, conocida como “la hormona del estrés.”


Una elevación crónica en los niveles de cortisol puede aumentar el riesgo de: trastornos del sueño, problemas digestivos, depresión, aumento de peso y deterioro de la memoria. El exceso de cortisol también contribuye al aumento de grasa, particularmente alrededor del abdomen.


¿Cuándo se que es demasiado ejercicio?

Si te sientes enfermo, pierdes masa muscular, aumentas grasa y/o estas constantemente agotado es hora de bajar la intensidad.


Lo importante es encontrar un balance. La idea no es dejar de ejercitarte, pero sí puedes bajar la frecuencia e intensidad, asegurarte de que te estés recuperando entre ejercicios y que te estés alimentando de forma correcta.


Aunque el ejercicio de alta intensidad puede ser ideal para perder grasa corporal, sabemos que altos niveles de cortisol pueden hacer que el cuerpo retenga la grasa. Por esto, considera añadir un tipo de ejercicio que ayude a reducir tus niveles del cortisol.


El yoga, aunque muchos lo despiden como muy fácil, es una herramienta poderosa para disminuir tus niveles de cortisol lo cual te puede ayudar a alcanzar tus metas. En lugar de hacer ejercicios de alta intensidad a diario, altérnalo con una sesión de yoga 1-2 veces por semana.



El ejercicio de alta intensidad puede ser una manera excelente de mejorar tu composición corporal y tu salud, siempre y cuando lo hagas de la manera correcta. Al igual que con todos los cambios al estilo de vida, la clave es la moderación y escuchar a tu cuerpo.


125 views0 comments

Recent Posts

See All