Search
  • Daniela Ochoa

La Vitamina D y el COVID-19



Frente a la pandemia hemos escuchado hablar mucho de la vitamina D.


La Vitamina D regula el sistema inmune y también reduce la inflamación. Aunque los estudios aun son muy nuevos, el mantener una dosis optima de vitamina D nos puede proteger contra el virus y en caso de contagio puede ser un buen complemento al tratamiento.


Un estudio reciente demostro que el riesgo a ser admitidos a la unidad de cuidados intensivos fue eliminado en aquellos pacientes que se suplementaron con la vitamina D3.


Hay 3 formas de obtener vitamina D: exposición al sol, alimentos y suplementos.


La más eficaz de todas es la exposición al sol. Debes exponer todo el cuerpo al sol durante 30 minutos sin ropa o protector sola. La cantidad de vitamina D que se obtiene del sol es proporcional a la cantidad de piel que se expone. Pero hay ciertos factores como la temporada del año, la edad y el color de tu piel que pueden afectar la cantidad de vitamina que se produce.


Por otro lado, podemos comer alimentos ricos en vitamina D: como arenque, huevos de pato y de gallina, atún rojo, trucha, sardinas, hígado de res y cerdo.


La vitamina D obtenida a través de la dieta se convierte en la forma activa mucho más rápidamente que la vitamina D sintetizada en la piel.


El único problema es que las condiciones que interfieren con la absorción de las grasas de la dieta, como la enfermedad celíaca o la deficiencia de acido clorhídrico, interfieren con la absorción de la vitamina D de la dieta, por lo tanto, la vitamina D de la luz del sol, si está disponible, es preferible en tales situaciones.


En su defecto, ahí es donde consideramos la suplementación. Esta tiende a ser la forma más realística y confiable de obtener y restaurar los niveles de vitamina D en casos de deficiencia.


Para suplementarse recomiendo la forma liposomal de la vitamina D3 con K2. De esta forma el cuerpo puede absorberla aun si tiene una digestión defectuosa; la combinación con k2 ayuda a proteger el sistema cardiovascular y previene la calcificación de las arterias.


Mis recomendaciones durante la pandemia son las siguientes:

  • Mide tus niveles de vitamina D3 en sangre. Un nivel adecuado de vitamina D3 es entre 30-60 ng/mL. En este caso queremos mantenernos dentro del rango ya que, al ser liposoluble, el exceso de esta vitamina se acumula en el cuerpo y niveles mayor a 60 ng/mL pueden tener el efectos contrarios.

  • Si tus niveles están bajos supleméntate con vitamina D entre 4,000-8,000 unidades por día.

  • Y considera una dosis mas alta si te contagias; para manejar estas dosis mas altas consulten con un profesional.

163 views0 comments

Recent Posts

See All